Como sobrevivir a un gobierno en funciones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

AUTORES: Iñaki y frenchy es el venturoso resultado de nuestro compromiso; surge de la amistad entre dos vecinos de Tarazona de la Mancha (Albacete):

  -Iñaki Tovar Picazo, licenciado en Historia del Arte, profesor de Bachillerato e ilustrador profesional.

-José Miguel Moreno Jiménez, licenciado en Filología Francesa, profesor de Secundaria y Bachillerato.

  Compaginamos la pedagogía en el aula con nuestra fe en la fuerza activa del dibujo, una alternativa al “es muy fuerte”, al “no tengo palabras” o al “no hay nada que hacer”. Creemos en la ironía que desvela y agita la apatía,  en el humor que mitiga y regala una esperanza al “Hombre solo”.

  Ambos pertenecemos a la generación del 76, así, nuestros referentes en el humor son los maestros Mingote y Forges; el necesario, que no contingente cine de José Luis Cuerda, o los Monty Pithon; Fernando Fernán Gómez y su “a la mierda”;  Faemino y Cansado; Pepe Isbert y el arte de tantos amigos de la Manchuela.

  Decidimos publicar a través de las redes sociales y en formato digital una viñeta diaria y, hoy, su difusión alcanza desde el ámbito provincial y autonómico, hasta el nacional.

  Mientras esperamos que nos toque El Cuponazo, este par de suelas apostamos por mirar la realidad de frente y denunciar con nuestras ilustraciones las imposiciones por mayoría, las pérdidas de derechos, los oligopolios, la política sin consecuencias.

Somos los lodos de aquellos polvos de la desfachatez con la que nos decían “usted, haga como yo y no se meta en política”.

SKU: CSGF Categorías: ,

Descripción

Dice el refranero español que una imagen vale más que mil palabras. Y yo, que me dedico a juntar letras, valoro inmensamente a quien tiene el arte de explicar en una viñeta lo que tantas líneas me cuesta parir. Además, cuando con un vistazo puedes captar muchos conceptos lo más probable es que no se te olvide. 

Dice el refranero popular que lo que el corazón no ve, el corazón no lo siente. En un tiempo en el que la “infoxicación” es ya prácticamente un dolor, un bombardeo constante de malas noticias, el agradecimiento a quienes nos arrancan una sonrisa para contarnos lo que sucede merece ser sincero. 

Necesitamos hombres y mujeres valientes: que griten las verdades y que defiendan las causas justas. En momentos en los que decir la verdad es un acto de rebeldía, poner el arte al servicio del combate es un salto vital. 

Un universo, el de Iñaki y Frenchy que invita a pasar, a sentarse en ese sofá, tomarse un café con sus personajes, tan reconocibles y tan entrañables. Un momento muy concreto en el que el tiempo se detuvo y todos entramos en bucle: los trescientos días sin gobierno que a través de estas viñetas quedan retratados. Un pasaje que, sin duda, será mejor recordar a través de este libro que por los titulares en crudo que tuvimos que leer.

– Beatriz Talegón.

Directora de opinión en Diario16 y colaboradora en el programa de TV  “Las Mañanas de Cuatro”